La instrucción de los casos de corrupción deberá terminar en seis meses