Unos 500 inmigrantes saltaron la valla de Melilla