Cristina de Borbón: "Nada que decir"