La infanta prepara su defensa en Barcelona