La infanta Cristina visitó el domingo por primera vez a su marido en la cárcel de Brieva