La infanta Cristina se deja ver por primera vez desde el fallo del caso Nóos