Los independentistas cortan carreteras estratégicas en Lleida, Girona y Tarragona