El tac del hospital Ramón y Cajal, bajo el agua tras las lluvias de los últimos días