Las grandes ciudades extreman las medidas de seguridad para la noche de fin de año