El gobierno ignora el ultimátum de Torra