Los funcionarios de prisiones exigen frente al Congreso el mismo salario por el mismo trabajo en las cárceles españolas