Las funcionarias gozarán de permisos retribuidos desde la semana 37 de embarazo