De las fiestas de Villaverde a dormir entre rejas por la operación púnica