Las farmacias catalanas siguen cobrando el euro por receta a la espera de notificación