La autopsia confirma que Rita Barberá murió de un infarto