Los exconsellers vuelven a prisión a la espera del fallo del juez