Un exconsejero de Terceiro asegura que las tarjetas eran un complemento retributivo