Un nuevo escándalo salpica al primogénito de Jordi Pujol