Una testigo de los ERE asegura que Chaves y Griñán recibían “información puntual”