El juez envía a prisión sólo a uno de los dos supuestos islamistas detenidos