Dos encuestas de intención de voto en Cataluña reflejan escenarios diferentes