El 57,2% de los españoles prefiere que gobierne la fuerza más votada