El rey pone punto y final a la legislatura más corta de la historia