Los posibles apoyos de Ciudadanos y Podemos centran la campaña