Los partidos echan el resto ante la incertidumbre de los resultados electorales