Un grupo de periodistas le regala a Rull y Turull unas camisetas con fotografías de los miembros del partido