Rajoy rechaza el encuentro con Puigdemont y avisa de que el nuevo Gobierno catalán estará sometido a la ley