El economista Eduardo Garzón señala la "paradoja" de que Trump y grupos de izquierda comparten algunas ideas económicas