La economía española podría perder 12.000 millones si la situación en Cataluña se enquista