El independentismo afronta en la Diada una movilización clave de apoyo al 1-O