Un mosso denuncia las presiones en el cuerpo donde también existe división