Rajoy aboga por la austeridad para reducir el déficit publico.