España, el quinto país de la OCDE en que más tiempo se dedica a los deberes