Rubalcaba propone pactos y una oposición constructiva