Duro cuerpo a cuerpo entre Pablo Iglesias y Mariano Rajoy