El PSOE sigue dividido tras la decisión del Comite de abstenerse