Lo que no vimos del convulso Comité Federal del PSOE que tumbó a Pedro Sánchez