El juez considera que las acusaciones de Corinna contra el Rey fueron por la rupura de su amistad y archiva la pieza