El corazón del mercado de La Boquería vuelve a latir con fuerza