El copago farmacéutico perjudica seriamente la salud de los más pobres