Sube la tensión entre el Gobierno y la Generalitat de Cataluña