La consejera de Sanidad valenciana declara la guerra a la homeopatía