Los condenados por delitos sexuales no podrán trabajar junto a niños