Un año de cárcel para un mosso que voló los testículos de un sospechoso