La Policía considera que los detenidos del 25-S no pretendían invadir el Congreso