La colaboración ciudadana ha sido clave para dar caza al que era el hombre más buscado