Un helicóptero público, el método de los Pujol para llevar su dinero a Andorra