Seis de cada 10 personas creen que en España se es muy tolerante con la corrupción