Los CDR entran por la fuerza en la delegación de la Generalitat de Girona