Las comunidades autónomas recibirán 2400 millones menos